Las Condes
LEY N 20.730 Solicitar Información Ley de Transparencia Transparencia Activa Ley de Transparencia
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Síguenos en Flickr

Seguridad Ciudadana 1402

Inicio

Aumentar el tamaño del texto
Disminuir el tamaño del texto
Volver a texto normal

La Pastora

Inauguración

Con la presencia de los artistas y representantes de las empresas que participaron en el proyecto, el alcalde Francisco de la Maza inauguró el 21 de octubre de 2010 el “Paseo de las Esculturas La Pastora”.

Las diez esculturas dan un nuevo aire y presencia cultural al entorno, y se suma al enclave cultural dado por el Centro Cívico y Teatro Municipal de Las Condes.

“Nuestra intención es que el arte comparta con la ciudad, que estas obras cobren vida en quienes las vean y disfruten día a día”, destacó el alcalde de la Maza en la ceremonia de inauguración, frente a autoridades comunales, de la cultura y vecinos presentes. El edil, a su vez, agradeció a los artistas y empresas que apoyaron el proyecto, así como el trabajo desarrollado por las gestoras María Elena Comandari y Rosita Lira, y la Corporación Cultural de Las Condes, en la coordinación de este emblemático proyecto Bicentenario.

El espacio público se inicia en el acceso norte del Centro Cívico y del nuevo Teatro Municipal de Las Condes y continúa en el paseo semipeatonal de calle La Pastora, terminando en Isidora  Goyenechea.

Las obras de 3 a 4 metros de altura están realizadas, en materiales nobles, como piedra, bronce o acero, por Federico Assler, Cecilia Campos, Aura Castro, Francisca Cerda, José Vicente Gajardo, Francisco Gazitúa, Mario Irarrázabal, Osvaldo Peña, Cristina Pizarro y el recientemente fallecido Sergio Castillo.

El proyecto fue posible gracias al aporte de empresas chilenas que, unidas a esta decena de artistas, convirtieron en realidad el sueño humanista de hacer convivir la ciudad con el arte, de establecer el diálogo entre creadores y transeúntes. Una experiencia que, al igual que en las grandes capitales del mundo, demuestra que la calidad de vida no sólo se construye al interior de los hogares, sino que el entorno es fundamental y definitivo para el desarrollo individual y colectivo de las personas.

Contribuyeron con esta iniciativa el Banco BCI, Banco Internacional, CCU, Celfín Capital, CorpBanca, Fundación CAP, Grupo Security y Moneda Asset.

Las obras

Es en el espacio público donde el escultor Federico Assler, Premio Nacional de Arte 2009, desarrolla mejor su obra, totémica y orgánica que parece surgir de la tierra misma. En esta oportunidad creó una escultura en hormigón de 3 metros y medio de altura, que invita al espectador a tocarla y recorrerla. Cecilia Campos realizó “Pórtico”, una monumental obra abstracta en granito gris, “que tiene una memoria ancestral”, con un encaje como los antiguos machimbres.

Quizás la escultura en metal pintado de 3 metros y medio de alto en La Pastora sea la última obra realizada por Sergio Castillo, Premio Nacional de Arte 1997, y quien falleciera hace pocos meses. El artista trabajaba directamente sobre el metal, el que rescataba de desechos varios. Mediante el uso de sopletes y soldaduras, unía aquellos restos encontrados en una nueva composición, que integraba las formas originales de cada pieza.

“La pensadora” se titula la escultura de Francisca Cerda, licenciada en escultura de la Universidad de Chile, con cursos de perfeccionamiento en la Universidad Católica de Chile y la Escuela de Artes de Wimbledon, en Inglaterra. Se trata de una obra en bronce fundido de pátina verdosa, que representa una figura femenina bastante mayor que lo natural. A su vez, José Vicente Gajardo en su taller ubicado camino a Doñihue, en la Región de O’Higgins, dio vida a una monumental obra abstracta de granito de tres metros de altura, que se asemeja a una herramienta de trabajo, conectándola con la agricultura, que sería el primer uso que habría tenido el sector de Las Condes.

Cristina Pizarro creó, en su casa-taller en Isla Negra, la obra “Astral”, en acero inoxidable, material en el que la artista fue pionera. En su escultura de cuatro metros de altura, ella mantiene su compromiso con la belleza urbana y la preservación del medio ambiente, que la ha caracterizado desde siempre.

“Pluma de Gabriela Mistral” es el nombre de la obra en piedra y acero que realizó Francisco Gazitúa y que “reúne la elasticidad y finura del acero, con la solidez del paisaje de Chile en la piedra. Es un homenaje a nuestra poetisa. Una pluma para escribir y también para volar: sólo los pájaros y los poetas dejan su pluma al morir”. A su vez, Mario Irarrázabal trabajó una figura de bronce de poco más de dos metros, que consiste en dos placas que se entrelazan y se convierten en cinco figuras humanas. Se titula “Ensamble” y habla del encuentro de las personas, a pesar de provenir de sociedades o estructuras diferentes.

Mientras Osvaldo Peña presenta una obra en acero y aluminio de cuatro metros de altura, Aura Castro, pensando en los naranjos del paseo, realizó “Arbol cósmico”, en escultura de 3 metros 40 en acero inoxidable, que es como un árbol de la vida, una semilla que se eleva al cielo.

Ir a Galería de fotos